Etiqueta del tema

Mitos y leyendas sobre los vehículos eléctricos

escrito por @Benga!

18 de septiembre de 2021 // 9 min de lectura

Son muchos los mitos y leyendas que giran en torno a los vehículos eléctricos. Y es que, como todo lo nuevo y desconocido, genera miedos, dudas e incertidumbres. Pero para estamos en Benga! Para despejar todas vuestras dudas. ¡Vamos a ello!

Los mitos y leyendas son relatos que, de una manera u otra han estado siempre presentes en el transcurso de la historia. Su influencia arraiga profundamente en la versión original y en ocasiones, mito y realidad se confunden. Debido a la gran información que recibimos día tras día en RRSS, radio, televisión… se generan numerosas opiniones.

En esta ocasión vamos a tratar algunos de los mitos y leyendas más frecuentes sobre los vehículos eléctricos, una de las alternativas a la movilidad cada vez más presente en el mundo de la automoción.

Descarga aquí la infografía.

“los vehículos eléctricos, una de las alternativas a la movilidad cada vez más presente en el mundo de la automoción”

Precios altos.

La movilidad eléctrica ha ido avanzando con el paso de los años, y lo que hace un tiempo nos parecía algo lejano, hoy en día, es una realidad que ha llegado para quedarse. En sus inicios y debido a la poca variedad de modelos que ofrecía el mercado, el precio de los vehículos eléctricos era elevado en comparación con uno equivalente de combustión. Pero actualmente el mercado electrificado ha crecido a pasos agigantados y disponemos de un gran abanico de opciones y precios. Además, hay más puntos de ahorro para sus propietarios como la exención del impuesto de matriculación, el carburante, las ayudas del gobierno, las zonas de estacionamiento regulado etc… que harán que esta diferencia no sea cada vez menor.

Autonoías bajas

La autonomía de un vehículo eléctrico dependerá de muchos factores como el tipo de desplazamiento en ciudad o carretera, el tipo de conducción o la capacidad de las baterías entre otros. A día de hoy los vehículos eléctricos rinden autonomías de entre 150 y más de 800 kilómetros, superando así a vehículos de combustión diésel o gasolina.

Escasos puntos de recarga

El vehículo eléctrico se puede cargar tanto en casa como en una estación de carga pública. Aunque España sigue a la cola de Europa en número de puntos de recarga, a día de hoy disponemos de más de 7000 estaciones que hacen posible realizar viajes por todo el país. Todas las estaciones de carga se pueden consultar a través de www.electromaps.com así como la disponibilidad, precios de recarga, planificación de rutas, etc.

Tiempos de carga altos

Es cierto que los vehículos eléctricos necesitan más tiempo para recargar sus baterías que un vehículo de combustión puede tardar en repostar en una gasolinera. Pero los tiempos de carga pueden variar mucho según algunos factores como la potencia de recarga o la capacidad de las baterías. Actualmente existen supercargadores capaces de realizar una carga del 80% en menos de 15 minutos. Aunque esto no es lo habitual, con los continuos avances que está sufriendo la electrificación dentro del mundo de la automoción, los tiempos cada vez serán más reducidos.

Mantenimiento y averías caras

Una de las dudas más frecuentes sobre los vehículos eléctricos es, qué tipo de mantenimientos se deben realizar. A diferencia de los de combustión, no hay cambio de aceite, filtro de aceite ni filtro de aire, con lo que los mantenimientos en estos pasan por comprobar el aislamiento del cableado y baterías, así como realizar un cambio del refrigerante de estas. Como en todo vehículo, debemos tener en cuenta elementos de desgaste como los neumáticos o pastillas de freno, que suelen tener mayor durabilidad en los eléctricos debido a las frenadas regenerativas.

Problemas con la instalación de un punto de carga

A la hora de instalar un punto de recarga en un garaje privado o comunitario, debemos comprobar en primer lugar con un instalador electricista si la red está preparada. En caso de tratarse de un garaje comunitario, por normativa debemos notificarlo a la comunidad de propietarios ya que vamos a utilizar la línea de suministro del garaje, y en segundo lugar habrá que colocar un contador para asumir el sobre coste de luz que se genere con. Actualmente en España, salvo una razón de fuerza mayor por incompatibilidad de la red con la instalación, la comunidad no puede vetar el derecho a su colocación.

Peligro ante lluvia e inundaciones

Todos hemos escuchado alguna vez decir que los vehículos eléctricos pueden verse afectados por el agua de la lluvia, las bajas temperaturas de un temporal de nieve o los rayos de una tormenta eléctrica. En caso de una inundación, podría verse afectado el cableado del sistema eléctrico y otros elementos mecánicos influyendo en su funcionamiento, indistintamente de que se trate de un vehículo eléctrico o de combustión. Pero ante la lluvia no tenemos de que preocuparnos, ya que las baterías se encuentran cerradas herméticamente en la parte inferior del vehículo, de tal manera que resulta prácticamente imposible que el agua consiga filtrarse en su interior.

Problemas ante temperaturas extremas

Ante temperaturas extremas, bien sea altas o bajas, los vehículos eléctricos pueden verse afectados. Actualmente las baterías compuestas de ion litio, se basan en una reacción electroquímica. Estas reacciones se ven ralentizadas con las bajas temperaturas, reduciéndose así sus prestaciones. Esto se traduce en una disminución de su capacidad, corriente máxima, aceleración, y por tanto en una pérdida de autonomía. Por otro lado, el calor extremo también afecta a la batería acelerando las reacciones electroquímicas, generando un incremento de la potencia, acelerando su descarga y además envejecerá antes, a la vez que sufrirá una mayor autodescarga.

Cabe decir que los vehículos de combustión también sufren complicaciones ante temperaturas extremas, afectando a elementos como la batería o el líquido refrigerante, que provocarán un mal funcionamiento de los mismos.

Fran Maciá

 BMW Genius

Más artículos: